SÍNTOMAS DE TRAUMA DESPUÉS DE UN ABORTO PROVOCADO

El aborto aumenta un 81% la probabilidad de graves enfermedades mentales

LONDRES, Reino Unido, 9 de septiembre 2011 ( Notifam ) Un nuevo estudio , que fue publicado el pasado 1 de septiembre en la Revista Británica de Psiquiatría ( British Journal of Psychiatry ), determinó que las mujeres que se sometieron a un aborto, experimentaron un aumento de riesgo en problemas de salud mental, en un 81%. El estudio también determinó que casi el 10% de todos los problemas de salud mental de las mujeres estaban directamente vinculados al aborto.

El estudio, que fue llevado a cabo por Priscilla K. Coleman, una profesora en desarrollo humano y estudios de familia en la Universidad estatal Bowling Green (Bowling Green State University) en Ohio, EE.UU, estuvo basado en un análisis de 22 estudios distintos y de 36 medidas de efecto, que implicaron a un total de 877,181 participantes, de las cuales 163,831, habían pasado por la experiencia de un aborto. Para el estudio, se tomaron en cuenta los problemas de salud mental pre-existentes al aborto.

Leer más...

_________________________________________________________________________________

El trauma post-aborto daña el cerebro de la mujer

.... Un número nada despreciable de las regiones nerviosas implicadas en la elaboración natural del vínculo de apego maternal lo están en procesos cognitivos superiores que dan estabilidad a toda la vida emocional. No es de extrañar por tanto que la interrupción del proceso del embarazo tenga consecuencias en la salud psíquica de la mujer. Las técnicas de neuroimagen estructural ponen en evidencia una disminución de tamaño en el hipocampo en pacientes con trastorno de estrés postraumatico (TEPT).
Las técnicas de neuroimagen funcional muestran alteraciones en las áreas relacionadas con la regulación emocional (cortex prefrontal medial, amígdala e hipocampo)...

Leer más...

_________________________________________________________________________________

Las mujeres consideran que el abuso de alcohol y drogas, los trastornos en la conducta sexual, y los pensamientos suicidas son debidos al aborto

(16 de noviembre de 2004 ) Las reacciones post-traumáticas debidas al aborto provocado pueden ser mucho más comunes de lo que se cree, según un nuevo estudio publicado en el Medical Science Monitor. El sesenta y cinco por ciento de mujeres norteamericanas experimentaron múltiples síntomas de trastorno de estrés post-traumático (PTSD), que atribuyeron a sus abortos. Algo más del 14 por ciento manifestaron todos los síntomas necesarios para un diagnóstico clínico de PTSD por aborto provocado.

Los investigadores recogieron datos de mujeres que acudieron a clínicas y hospitales tanto en EE.UU. como en Rusia. A las mujeres con un historial de aborto, tanto provocado como espontáneo, se les pidió responder a un extenso cuestionario sobre sus experiencias. La submuestra utilizada en este estudio fue de 331 mujeres rusas y 217 norteamericanas. Las mujeres norteamericanas tenían significativamente mayor probabilidad de informar de reacciones traumáticas que atribuían a sus abortos, mientras que las mujeres rusas solían manifestar una confusión del esquema cognitivo, que se considera como el equivalente a "un mapa psicológico" para comprender el mundo y situarse en él.

Tanto las mujeres rusas como las americanas tenían mayor tendencia a experimentar reacciones negativas al aborto si habían tenido anteriormente opiniones negativas sobre el mismo, si se habían sentido presionadas a realizar abortos no deseados, si eran religiosas o si habían recibido poco o ningún asesoramiento anterior al aborto. Las mujeres norteamericanas tenían una mayor tendencia a afirmar que habían estado expuestas a uno o más de estos factores de riesgo. Por ejemplo, el 64 por ciento de las mujeres norteamericanas se habían sentido presionadas para abortar, en comparación con un 37 por ciento de mujeres rusas. Además sólo un 25 por ciento de las mujeres norteamericanas afirmaron haber recibido un asesoramiento adecuado antes de sus abortos en comparación con un 64 por ciento de mujeres rusas.

Tanto las mujeres rusas como las norteamericanas mostraron tener menos reacciones positivas que negativas al aborto. La reacción positiva más común fue el alivio, pero sólo un 7 por ciento de mujeres rusas y un 14 por ciento de mujeres norteamericanas atribuyeron este estado de ánimo a sus abortos. Las mujeres norteamericanas tenían una mayor tendencia a atribuir a sus abortos: ideas suicidas (36 por ciento), un incremento de consumo de drogas y alcohol (27 por ciento), problemas sexuales (24 por ciento), problemas de relación (27 por ciento), culpabilidad (78 por ciento) e incapacidad de perdonarse a sí mismas (62 por ciento). Aproximadamente un dos por ciento de las mujeres norteamericanas atribuyeron una posterior hospitalización psiquiátrica a sus abortos.


"Este es el primer estudio publicado que compara reacciones al aborto entre mujeres de dos países diferentes", dijo el Doctor Vicent Rue el autor principal del estudio y especialista en Trauma, que dirige el Instituto para el Aborto. "Es también el primero en ofrecer un análisis detallado de los síntomas traumáticos que las mismas mujeres atribuyen a sus abortos. Estos resultados ayudarán a los profesionales de salud mental a estar mejor preparados para reconocer y tratar las complicaciones psicológicas del aborto."


Aunque este nuevo estudio se centra en las reacciones traumáticas al aborto, sigue la estela de cerca de una docena de otros estudios de peer-review publicados en los últimos tres años, que asocian el aborto a un mayor riesgo de depresión, ansiedad, abuso de alcohol y drogas, y comportamientos suicidas. Estudios recientes también han asociado el aborto a índices más altos de muerte por enfermedades cardiacas, que los investigadores consideran un resultado a largo plazo de altos índices de ansiedad y depresión.

Debido a la creciente preocupación por los efectos del aborto sobre la salud mental de las mujeres, el Congreso de los EE.UU. ha admitido a trámite una ley para incrementar los fondos públicos para programas de tratamiento e investigación en este área.

Citas: Rue VM, Coleman PK, Rue JJ, Reardon DC. "Induced abortion and traumatic stress: A preliminary comparison of American and Russian women." Med Sci Monit, 2004 10(10): SR5-16.

_________________________________________________________________________________

Aborto y trastornos del sueño

Los trastornos del sueño después de un aborto pueden ser síntoma de un trauma

Hace unos días millones de americanos perdieron una hora de sueño cuando adelantamos los relojes. Esta no es la única razón por la que alguien podría no dormir bien. El estrés, trabajar demasiado, cuidar de una familia, los problemas de salud y otros factores pueden causar trastornos del sueño y evitar que descansemos y funcionemos bien al día siguiente. Dormir lo suficiente es importante para mantener una buena salud y puede causar perjuicios severos cuando no se consigue.  

Para muchas mujeres, un trastorno del sueño puede ser el resultado de algo más profundo: un trauma relacionado con el aborto. Un estudio de 2006 publicado en la revista  Sleep , la publicación oficial de Associated Professional Sleep Societies (Sociedades profesionales del sueño asociadas), descubrió que las mujeres que habían abortado tenían más probabilidades de sufrir trastornos del sueño comparadas con las mujeres que habían dado a luz. 1  

Los investigadores examinaron los historiales médicos de 56.284 mujeres con bajos ingresos en California que dieron a luz o se sometieron a un aborto durante los seis primeros meses de 1989. Excluyeron a aquellas que habían sido tratadas de trastornos o enfermedades del sueño en los 12 a 18 meses previos al aborto o el parto.  

Los datos demostraron que hasta cuatro años después,  las mujeres que se sometieron a un aborto tenían más probabilidad de haber sido tratadas de trastornos del sueño comparadas con las que habían dado a luz. La diferencia era más acusada durante los primeros 180 días tras el final del embarazo, cuando las mujeres que abortaron tenían aproximadamente el doble de probabilidad de solicitar tratamientos para trastornos del sueño. Posteriormente, había diferencias significativas entre las mujeres que daban a luz o abortaban incluso tres años después.  

Trastornos del sueño ligados a traumas

Se necesitan más investigaciones para comprobar si las mujeres que abortan son más propensas a experimentar los síntomas específicos de trastornos del sueño y si dichos sintomas podrían ser marcadores de un estrés post-traumático y otros problemas.

Numerosos estudios han demostrado que las víctimas de traumas a menudo tienen problemas del sueño. Los autores creen que sus hallazgos refuerzan la creciente evidencia de que bastantes mujeres desarrollan reacciones traumáticas a un aborto. En 2004, un estudio sobre mujeres americanas y rusas que habían abortado decía que:

En el libro  Forbidden Grief (Pena prohibida), la autora y terapeuta Dra. Theresa Burke apunta que las pesadillas y el insomnio se producen a menudo en las mujeres que abortan. Escribe: "Cuando la mente consciente duerme, los mecanismos de defensa encargados de rechazar pensamientos indeseados se relajan. Por eso los pensamientos intrusivos relacionados con un trauma reprimido a menudo afloran en forma de sueños o pesadillas." (3)

Otros estudios han descubierto que las mujeres que tienen una historia de aborto tienen un riesgo agravado de depresión, desórdenes generalizados de ansiedad, drogadicción, tendencias suicidas, hospitalizaciones psiquiátricas y otros problemas.

Este estudio apunta a la necesidad de que doctores, profesionales de la salud mental y otros que tratan a mujeres con trastornos del sueño pregunten de forma rutinaria sobre embarazos interrumpidos previos, ya que la identificación de conflictos no resueltos puede mejorar el tratamiento de los trastornos del sueño, ansiedad, y otros problemas psiquiátricos relacionados con el aborto.

Citas

1. DC Reardon and PK Coleman, "Relative Treatment Rates for Sleep Disorders and Sleep Disturbances Following Abortion and Childbirth: A Prospective Record Based-Study," Sleep 29(1):105-106, 2006.

2. VM Rue et. al., "Induced abortion and traumatic stress: A preliminary comparison of American and Russian women," Medical Science Monitor 10:SR5-16, 2004.

3. T. Burke with D. Reardon, Forbidden Grief: The Unspoken Pain of Abortion ( Springfield , IL : Acorn Books, 2007).

Share